Un nuevo libro de cuentos

Un collar para Beatrice

(El principio y el final es la marca de nuestro destino)

Emerge la casa y se va edificando con ladrillos de palabras que la arman al mismo tiempo que la desarman, en un juego de palabras que construyen y deconstruyen en planos temporales superpuestos.

La casa es ella, Beatrice, otros, yo, nosotros, ustedes. Es el barrio perdido, el denominativo que pretende caber en el significante minero; la lengua que desaparecerá para dar lugar a otros lugares y cuerpos que intenten seguir definiendo su lugar en el espacio-tiempo de la existencia.

La casa tiene un monstruo bípedo en el patio, es atemporal y puede sobreponerse en planos distintos para que navegue en ella una nena de abrigo rojo que tal vez sea Beatrice, la hija o la nieta; no importa quién, igual seguirá allí la casa, seguirá aunque la demuelan o aunque la transformen o transfiguren en otros planos de los ladrillos del lenguaje y de la realidad perdida en el tiempo inexorable y sin embargo inmutable.

La niña cae como una hoja, tal como nos deslizamos todos del árbol frágil de la vida.

Finalmente estamos desamparados, caemos de un árbol seco como hojas que ya se han ido antes del suceso enmarcado en el fatídico final de nuestra existencia.  

Quisiera creer que todos nos iremos como esa pequeña niña de abrigo rojo, no importa la edad cronológica, el final nos devuelve a la infancia: necesidad, carencia, una hoja que se desprende frágil e insegura de la rama de un árbol seco.

Centa Reck López

IMPRESIONES SOBRE LA OBRA

Rossemarie Caballero nos presenta una obra de alto disfrute, llena de saltos entre el/los espacios tiempos y sus derivados plurales de medición imposible.

Conexiones y desconexiones geográficas, lingüísticas y de orden estilístico marcan una narrativa llena de detalles y paisajes que transcurren en cada relato, domesticando la linealidad de los acontecimientos, dejándonos ambivalentes en varios escenarios a la vez.

La experiencia de escribir comoun ejercicio de diseminación y disociación de los relatos entretejidos enuna serie de cuentos que nos dan para habitar una Casa, nuestra casa en cada una de las palabras que la autora nos fabrica como ladrillos para los ojos del lector./

Nelly Vázquez.

Pronta publicación...

Detalle del diseño de Gabriela Tatiana Sejas, 2020
A %d blogueros les gusta esto: