Se asoma la Navidad. Un árbol a lo lejos espera.

El mes de noviembre languidece lentamente, a 23 días podríamos decir que dentro de una semana será el broche que cierre este mes de escorpio. Este noviembre de 2020 es un mes donde todavía los resultados del Covid-19 dan positivo aunque en un grado esperanzador. Noviembre, un mes fuerte, que parece pronosticar el final de la pandemia del coronavirus, un mes que en Sudamérica anuncia el asomo de la Navidad, el último mes de la primavera.

Luego vendrá el verano.

En noviembre nacieron mi madre, nació nieta menor, mi hermano y vio la luz mi sobrina y mi prima, también una de mis cuñadas. Para clausurar el mes nací yo. Justo el último día, y fue bueno.

Cuentan que noviembre 30 de 1961 era jueves, un día de Júpiter, dios de los rayos y centellas, un dios griego que, convertido en lluvia de oro, subyugó a Leda, la mujer que más deseó. Noviembre treinta era un día de sol, mi padres atendieron el parto junto a una fuente con agua. Nací mujer, una nena esperada por años, tras el parto de varios varones; nací mujer, nena, diosa, nací flor, sol, luz, aire. Nací mujer y fue un día de fiesta. Mis hermanos esperaban en el patio. Me chupé las neuronas, los huesos, la savia de mis progenitores, como chupan las abejas el néctar de las flores, y nací mujer. Aleluya!

Luego vendría el futuro.

También llegó el futuro, y nacieron otras flores y otros frutos. Y otros padres esperaron la llegada de otros nenes y nenas. En cada primavera sudamericana se vestían de colores las aves y las flores envidiaban la belleza de las niñas mientras en el Norte, la nieve caía sobre hermosos arbolitos de navidad anunciando la visita de un tal Santa Claus.

Pero también llegaron los hombres.

Nenas y nenes y mujeres sufrieron abusos. Nenas y nenes y mujeres sufrieron muerte. Nenas y nenes y mujeres sufrieron maltrato desde tiempos inmemoriales.

Luego vendrá el presente.

El presente del Siglo veintiuno. Tendremos que comenzar a escribir una nueva historia, con más flores y frutos y una infancia protegida, con las madres y hermanas y abuelas e hijas cuidadas, empoderadas y firmes. Más amadas que nunca.

2 Comments on “Noviembre de esperanzas

  1. Muchas felicidades estimada escritora, me encanta lo que escribe sobre la mujer, sobre su alegría de nacer mujer y la esperanza que vendrán días mejores para nosotras. 🥰🥰🥰🥰Bendiciones🙏🙏🙏🙏🙏

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: